> Río Vivo: Nocturnas

lunes, 11 de marzo de 2013

Nocturnas



Las rapaces nocturnas son difíciles de ver, nuestros ojos no son lo suficientemente grandes y los fotorreceptores de nuestra retina que están preparados para actuar con poca luz (bastones) no son lo suficientemente potentes. Por este motivo lechuzas, mochuelos, autillos, cárabos, búho chicos, búhos campestres y búhos reales, todos ellos citados alguna vez en el río, son difíciles de observar.

Pero cuando falla la vista ahí está el oído, y son tres las formas que por medio de este sentido tenemos para detectar búhos y parientes:
 La primera es realizando escuchas nocturnas, una vez aprendido el reclamo característico de cada especie. La Asociación de Educación Ambiental El Bosque Animado viene organizando anualmente La noche del cárabo un paseíto en la oscuridad para oír a los estrigiformes que merodean por aquí.
También el oído nos sirve para encontrar a las rapaces nocturnas a plena luz del día, porque las aves cuando las descubren les montan el pollo. Así hallamos a un autillo a mediados de febrero. La pobre corneja, como también se le conoce en Andalucía, tuvo que aguantar el vocerío de mirlos, carboneros, herrerillos, mitos y gorriones, menos mal que no se dieron cuenta las grajillas o si no la cosa hubiera sido más seria. El animal aguantó bien el chaparrón y permaneció inmóvil, casi invisible, en medio de las ramas de un álamo.
Búho chico (Asio otus)
Y la tercera forma, es mediante el testimonio de los trasnochadores. Mientras la mayoría de los mortales dormimos, hay gente, sobre todo joven, que le gusta la luz de la luna. Algunos de ellos, entre risas y besos, se fijan en otros compañeros de oscuridad. Así mi amigo Joni, el autor de estas fotos, me contó historias de búhos chicos que vuelan persiguiendo gorriones por el Sector Sur. De lo que se deduce que no sólo Dios ayuda a quien madruga...

2 comentarios:

Rafa Romero dijo...

Jeje, te ha quedado muy simpática la entrada, Diego. Yo aún espero este año a los autillos de mi sector del Río Vivo, que deben estar al caer...

Un saludete!

Diego Peinazo dijo...

Pues este llegó pronto, creo recordar que a mediados de febrero. Un abrazo