> Río Vivo: Canarios salvajes

domingo, 10 de enero de 2010

Canarios salvajes

No, no es una nueva versión del celebre film “Los Pájaros”, esta vez protagonizada por piolines furiosos, rebelados por vivir entre barrotes, cansados de que les toquen los huevos y se los sustituyan por otros de plásticos; aburridos de promiscuos cruces para obtener ejemplares despeinados, blancos, amarillos, naranjas o rosas; ahítos de complejos vitamínicos y piensos compuestos. No, hablamos de un pajarillo que en esta época empieza a trinar en cualquier árbol, antena o en vuelo sostenido, tanto en medios rurales o urbanos.

El verdecillo (Serinus serinus) o chamarí, como se le conoce en muchos lugares de la provincia, está muy emparentado con el canario (Serinus canaria), endemismo de la Macaronesia[1], de este último proceden todos los canarios domésticos, obvio.

Como distinguirlos: la mejor manera es aprender el canto que a juicio de los cordobeses “es como si escucháramos el aceite freír en una freiduría de pescado”, testimonio recogido por Antonio Pestana en su libro “Las aves ibéricas en la cultura popular. Evidencia de que los paisanos a partir del solsticio de invierno ya tienen su corazón en los chiringuitos de Fuengirola.
En febrero ya entran en celo estas aves y si la cosa va bien sacarán adelante hasta tres polladas a lo largo del periodo reproductor. Aprovechan así las energías que les brinda los jaramagos y otras crucíferas. Y atención, porque si en nuestro tejado o cornisa crecen estas flores amarillas seguro que serán visitadas por este fringílido. Su presencia dará un toque de humanidad a ciudades donde sólo parece tener cabida coches y mascotas clónicas.

[1] Macaronesia, 101.000 entradas en Google.

1 comentario:

Cristina dijo...

Mmmmmmh!!

Qué relajante y lindo vídeo!! Si pudiera lo proyectaría en una pantalla en mi cuarto para despertarme, para relajarme, para leer...

Kitina (Cris)