> Río Vivo: Nutrias en los Sotos de la Albolafia

jueves, 22 de diciembre de 2011

Nutrias en los Sotos de la Albolafia

Veinte años ha tardado la nutria en comprobar que las personas que transitan junto al río son inofensivas, esperemos que no llegue ningún bárbaro y lo joda.

De esto hablamos cuando nos referimos  a los derechos de los no cazadores, el derecho a disfrutar de una fauna, de observarla como en los Sotos de la Albolafia: confiada y a lo suyo.
No os perdáis los dos videos que acompañan a esta entrada. Realmente valen la pena.

7 comentarios:

elcamperoinquieto.com dijo...

Que maravilla, que esto vaya a mas y que en lo bueno nos vayamos pareciendo a los vecinos del norte con rios llenos de nutrias y en muchos sitios confiadas!
Saludos camperos!

Anónimo dijo...

Hoy 22 de diciembre a las 10:00 he visto una a los pies del puente de San Rafael, río abajo. Y lo más sorprendente, dado la época del año, un avetorillo. Ha habido un momento en que podían haber salido juntos en una foto.
Un saludo.
José María Domínguez.

Lolo Mialdea dijo...

Soy el primero en alegrarme de que se vean nutrias en mitad de mi Córdoba y tambien espero que ningún barbaro la fastidie, pero no veo que tienen que ver aquí los cazadores.
Yo lo soy desde siempre y las he visto muchas veces en lo que ahora se ha tragado el progreso bajo las aguas de La Breña II, y ¿Sabe que haciamos los cazadores? Callarnos para protegerlas y que ningún ecologista confundido (Tambien para que ningún escopetero imbecil les pegara un tiro) las asustara y se fueran como tantas veces ha ocurrido con nidos de rapaces y la mania de fotografiar invadiendo habitat perfectamente conservados gracias a los cazadores. Somos los primeros ecologistas y los más avezados a base de echar miles de horas en el monte andando con mucho cuidado y mimo.
Terminaré con una pregunta y espero no haber molestado a nadie: ¿Quien y cuando se prohibio matar ciervas en este pais nuestro? Averiguelo y recapacite.
Un saludo respetuoso.

Félix Sánchez dijo...

Ya que no ha querido publicar el comentario respetuoso de mi buen amigo Lolo, se lo pongo de nuevo.
...............
"Soy el primero en alegrarme de que se vean nutrias en mitad de mi Córdoba y tambien espero que ningún bárbaro la fastidie, pero no veo que tienen que ver aquí los cazadores.
Yo lo soy desde siempre y las he visto muchas veces en lo que ahora se ha tragado el progreso bajo las aguas de La Breña II, y ¿Sabe que hacíamos los cazadores? Callarnos para protegerlas y que ningún ecologista confundido (También para que ningún escopetero imbécil les pegara un tiro) las asustara y se fueran como tantas veces ha ocurrido con nidos de rapaces y la manía de fotografiar invadiendo un hábitat perfectamente conservado gracias a los cazadores. Somos lo primeros ecologistas y los más avezados a base de echar miles de horas en el monte andando con mucho cuidado y mimo.
Terminaré con una pregunta y espero no haber molestado a nadie: ¿Quien y cuando se prohibió matar ciervas en este país nuestro? Averíguelo y recapacite.
Un saludo respetuoso.

Lolo Mialdea"

Diego Peinazo dijo...

No he querido censurar ningún comentario, son libres durante los primeros quince días. Después necesitan moderación, para evitar spam. Aunque no cazador, siempre me merecerá respeto aquel que dedicándose a esta actividad se esfuerza por la conservación de la naturaleza. Pero a la vez reinvindico también un derecho que tenemos las personas que no desarrollamos esta actividad. Desde luego que también compartimos el rechazo a aquel que para conseguir un trofeo fotográfico es capaz de malograr las crías de cualquier animal.

Lolo Mialdea dijo...

Estimado Diego: Veo que hay muchas más cosas que nos unen que las que nos separan. Ojalá no hubiera ni cazadores ni ecologistas fundamentalistas. Es más: De la colaboración entre ambos colectivos depende en gran medida la buena conservación de los habitat.
Un saludo afectuoso

Vicente Ferrer R.H. dijo...

Hace más de diez años que pueden ser observadas en el Gaudalquivir.
Su hábitat inicial podría haber sido el embovedado de la desembocadura del arroyo Pedroche.
Su dieta y residuos en escrementos de cangragos de agua dulce.
Pero de todas formas nos felicitamos y cuidaremos su presencia en nuestra ciudad y nuestros ríos.